He querido escribir este post como prueba rápida de lo que se puede hacer desde un dispositivo móvil, en este caso desde un Tab Galaxy. Me gusta la idea de aprovechar el tiempo mientras me traslado en un Transmitiendo hacia cualquier destino, o mientras espero el pedido de una hamburguesa en mí restaurante favorito, o, quizá, mientras espero el turno en un centro de atención médica. Sería estupendo si todos se dedicaran a escribir cualquier cosa en vez de chatear con esos bendito Blackberries que, para lo único que sirven, es para perder el tiempo.

La idea con este post es dejar la inquietud a quien lo lea. Mostrar que los dispositivos móviles también tienen el poder de crear contenidos en cualquier parte que se encuentre la persona que lo posea (en este caso contenidos textuales). Escribir no lo considero difícil, aunque entiendo que debe haber algo, una musa, una fuente que inspire, motive o insiste al individuo a plasmar algunas letras desde cualquiera qué sea su dispositivo. Sólo hay que hacer de cuenta que estás hablando con tu computadora.

Trataré de acostumbrarme.

Anuncios